Nota de premsa

La Unión Europea acepta la propuesta del Consell de aumentar la coordinación interadministrativa para frenar los efectos del Brexit

07/04/2021

- El Comité de las Regiones acepta tres enmiendas de la Generalitat en su informe sobre la Reserva de Ajuste de la UE ante el Brexit
- La Generalitat también ha reclamado que el informe cuente con las consideraciones del empresariado y de los sindicatos a través del CESE



El Comité de las Regiones ha aceptado en su informe sobre la Reserva de Ajuste del Brexit la propuesta valenciana para fomentar la cooperación entre los distintos niveles de la administración de los Estados Miembros "para frenar las externalidades negativas del Brexit y lograr superar su impacto con los menores efectos posibles para la economía de la UE".

En concreto, la enmienda, que se ha presentado a propuesta de la Dirección General de Fondos Europeos, pide la inclusión el principio de partenariado en la gestión de la reserva, como ocurre en otros fondos de gestión compartida como el Fondo Social Europeo o Feder. "Debido al diferente grado de descentralización de los Estados miembros, la cooperación entre los distintos niveles administrativos puede ser fundamental para que los distintos territorios puedan superar los efectos del de la salida del Reino Unido sobre sus economías", ha apuntado al respecto el director general de Fondos, Andreu Iranzo.

"No hay ninguna duda de que el Brexit va a tener un fuerte impacto para ámbitos tan diversos como la pesca, la movilidad, la formación, la cooperación en I+D+i, la lucha contra el cambio climático o la colaboración público-privada entre otros" ha apuntado Iranzo antes de señalar que "para ello es fundamental que pueda existir colaboración entre las administraciones responsables de cada una de estas materias en cada Estado miembro".

"Cada país tiene la competencia de cada una de estas áreas a distintos niveles administrativos, por ello es clave que, con independencia del nivel al que se encuentre, podamos hacer efectiva una colaboración real", ha asegurado.

Por todo ello, el Comité de las Regiones ha incluido en su informe la necesidad de que la gestión de la reserva de ajuste se lleve a cabo según los criterios generales de los programas de gestión compartida entre la Comisión, los Estados miembros y las autoridades regionales y locales.

Mayor participación de los sindicatos y empresariado

Además del principio de partenariado, desde la Comunitat Valenciana también se ha solicitado que la Reserva de Ajuste del Brexit "cuente con la mayor transparencia, acuerdo y consideraciones de todos los sectores implicados". De esta forma, el Comité de las Regiones ha aceptado dos enmiendas en las que solicitan que además de los informes pertinentes al Consejo, el Parlamento Europeo y al propio Comité de las Regiones, la Comisión también envíe para su opinión el informe al Comité Económico y Social Europeo (CESE).

"Sin duda, el Brexit está teniendo y tendrá todavía más en los próximos años un impacto significativo sobre los trabajadores transfronterizos y sobre las empresas europeas y, por ello, es fundamental que la institución que representa a los agentes sociales pueda tener acceso al informe sobre la Reserva de Ajuste en las mismas condiciones que las demás instituciones europeas", ha apuntado el responsable de Fondos Europeos de la Generalitat.

Desde la Generalitat, se han presentado igualmente enmiendas "para reducir el impacto del Brexit en sectores o actividades clave como el turismo, el comercio internacional o las actividades de I+D+i, así como aquellas que tengan un peso significativo a nivel territorial para el desarrollo o el empleo" y que han sido incorporadas al informe a través del texto presentado por el ponente.

"El responsable del informe fue consciente de que la profundidad del impacto del Brexit en determinadas áreas justifica que la reserva de ajuste pueda cubrir también medidas de apoyo a los mismos, especialmente si son sectores estratégicos o actividades de especial importancia para una región concreta", ha asegurado Iranzo.

Ajuste de reserva del Brexit

La Reserva de Ajuste del Brexit es el mecanismo que la UE ha propuesto para proporcionar apoyo a los Estados miembros, las regiones y los sectores más afectados por las consecuencias adversas de la retirada del Reino Unido de la Unión, mitigando así su impacto económico, social y territorial. "El objetivo es que pueda sumarse a las medidas específicas establecidas por los Estados miembros para ayudar a las empresas y los sectores económicos", ha apuntado el director general.

De hecho, Andreu ha recordado que con la salida del Reino Unido del Mercado Único y de la Unión Aduanera de la UE, así como de la mayoría de políticas de la UE, ambas potencias constituirán dos mercados separados y dos espacios regulatorios distintos "que, a pesar de los acuerdos alcanzados, pueden crear barreras al comercio de bienes y servicios o a la movilidad, por ejemplo, que no habían existido hasta el momento, por lo que es fundamental que la UE cuente con los mecanismos necesarios para mitigar las consecuencias negativas de esta nueva realidad a través del apoyo económico necesario en los próximos años.