Nota de prensa

El Consell da el visto bueno al convenio por el que se pone en marcha el Fondo Valenciano de Resiliencia con un importe inicial de 10,1 millones de euros

26/02/2021

- Es el marco jurídico para la línea "Préstamos Participativos" del Plan Resistir, dotada con 50 millones de euros
- Está adscrito al Fondo Fininval y cofinanciado por Fondos Europeos, por lo que su dotación se ampliará conforme avancen las operaciones



El Pleno del Consell ha autorizado la firma del convenio de las conselleries de Hacienda y Modelo Económico; Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo; y Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad con el Institut Valencià de Finances (IVF) por el que se pone en marcha el nuevo Fondo Valenciano de Resiliencia, como instrumento financiero adscrito al Fondo Fininval.

El Fondo Valenciano de Resiliencia tiene como finalidad cubrir las necesidades de financiación de las compañías de pequeño y mediano tamaño que formen parte de los sectores del ocio, la hostelería, la restauración, el transporte y la industria en general, así como de aquellas otras que sean estratégicas para la Comunitat Valenciana.

Se consideran como tales aquellas que son tractoras o transversales para el conjunto de sectores de actividad; representen un porcentaje elevado de la actividad económica y del empleo en una demarcación geográfica concreta; o incorporen al proceso de producción activos intangibles no reemplazables a corto plazo.

Teniendo en cuenta la naturaleza de los sectores afectados por la pandemia, la gobernanza de este fondo cuenta con la participación de las consellerias que ostentan las competencias en materia de transporte de pasajeros, industria y modelo económico, las áreas más indicadas para identificar las empresas y sectores estratégicos sobre los que actuará el Fondo Valenciano de Resiliencia.

Por ello, las conselleries firmantes del acuerdo por el que se pone en marcha este nuevo Fondo de Resiliencia son la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Junto a ellas, el Institut Valencià de Finances (IVF), en tanto que principal instrumento de la política financiera del Consell, y gestor del fondo, también suscribe el acuerdo.

Financiación de 10,1 millones

El Fondo Valenciano de Resiliencia, enmarcado dentro de Fininval, contará con financiación directa del Consell y una dotación de recursos del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional - FEDER 2014-2020.

En concreto, la financiación inicial ascenderá a 10,1 millones de euros, que podrán incrementarse conforme lo requiera la demanda de financiación durante el ejercicio 2021.

El fondo es, además, el marco jurídico en el que -por las características de este instrumento financiero- se enmarca la línea de "Préstamos Participativos" del Plan Resistir, dotada con 50 millones y tramos no reembolsables de hasta el 30%.

En concreto, este programa tiene por objetivo reforzar el capital de las compañías tras las pérdidas acumuladas en el 2020 y el 2021 en sectores especialmente afectados por la crisis, como la hostelería, la restauración, las cafeterías y sectores conexos.

Este programa solo será accesible para empresas que se encuentren en graves dificultades, pero que contasen con resultados (ebitda) positivos en el 2018 y el 2019 y cuyo nivel de deuda actual sea inferior a 15 veces el ebitda de esos dos años.

El objetivo es que la banca privada mantenga abierta la liquidez a las empresas acogidas a la línea de préstamos participativos por un importe mínimo de al menos el 40% de la cantidad que haya aportado el Instituto Valenciano de Finanzas, tras sanear éste las cuentas y el balance de las empresas a través de esta línea de financiación.

Características de la financiación

A través del Fondo Valenciano de Resiliencia se ofrecerán tanto productos financieros ordinarios, a tipos de interés bajo, como préstamos participativos dirigidos a reforzar la solvencia de las empresas.

En el caso de los préstamos ordinarios, la operación podrá cubrir tanto necesidades de inversión como de capital circulante, el importe nominal de las operaciones oscilará entre los 25.000 euros y los 25 millones de euros y el plazo podrá ser de hasta seis años.

El tipo de interés aplicado será reducido y resultará de la suma de Euribor más un interés que dependerá del tamaño de la empresa y del plazo de la operación.

Para las operaciones articuladas como préstamos participativos, el importe nominal de las inversiones realizadas conjuntamente por el FVR para apoyar la solvencia del beneficiario no podrá ser superior a 25 millones de euros.

Al igual que en las operaciones ordinarias, el tipo de interés será de Euribor más un margen reducido que vendrá determinado tanto por el riesgo de crédito del beneficiario como por el plazo de la operación.